Cómo evitar beber alcohol

Si eres un ex alcohólico, eres demasiado joven para beber o simplemente quieres mantenerte alejado del alcohol para mejorar tu salud, evitar el alcohol hoy en día puede ser difícil. El alcohol y sus usos se encuentran por todas partes. Nada más saliendo a la calle, puedes ver anuncios en las vallas publicitarias. Evitar el alcohol significa que tendrás que desconectarte de algunas de las asociaciones, así como de sus usos. Evitar el alcohol requiere perseverancia y dedicación.

Cómo evitar beber alcohol

Instrucciones

Mantente alejado de las malas influencias

La presión de un grupo a menudo puede arrasar la voluntad de incluso la persona más fuerte, y cuando te encuentras en una situación en la que están bebiendo tus amigos, será más difícil que digas que no. Para rebajar los casos en los que puedes sentirte presionado para beber, dile a tus amigos tus razones para evitar la bebida. Los que todavía te animen a beber o te digan que tus razones son tonterías, no son tus verdaderos amigos y son malas influencias.

Busca un nuevo escenario

Si tu pasatiempo favorito era pasar las tardes en un bar con los amigos, entonces puede ser el momento de buscar un nuevo escenario totalmente diferente. Si encuentras algo que realmente te gusta hacer, te mantendrá alejado del alcohol y te será más fácil dejar de pensar en tu adicción. La tentación a menudo puede disfrazarse de barra de bar, por ese motivo, realizar una actividad alternativa te ayudará a tener éxito en tu objetivo de dejar de beber alcohol.

Aficiónate a las bebidas sin alcohol

Si no puedes evitar estar en un ambiente que sirve bebidas alcohólicas o tu voluntad es lo suficientemente fuerte como para resistir el alcohol, aficionarte a los cóckteles sin alcohol puede ser tu mejor opción. Beber cóckteles sin alcohol te ayudará a armonizarte y también evitará la posibilidad de que alguien te invite a una bebida alcohólica no solicitada. Más allá de estas razones, todavía puedes sentirte que eres parte de eventos especiales sin tener que tomar alcohol o sentir que no das la talla en diversión por no beber. Si vas a una fiesta privada, lleva contigo tus propias bebidas no alcohólicas.

Únete a un grupo de apoyo

Todo el que bebe no es un alcohólico, pero ir a reuniones de Alcohólicos Anónimos puede ayudar a proporcionarte el apoyo que necesitas para seguir evitando el alcohol. Si unirse a esta organización no es una opción correcta para ti, entonces hay otros lugares para buscar apoyo. Conseguir terapia o asesoramiento de un grupo orientado en una iglesia o un centro comunitario local te ayudará a reorientar tu energía en otra dirección. También puedes buscar la ayuda de un amigo que vaya por el buen camino, que se pueda confiar en él y que se tome esto en serio.

Cómo no beber alcohol

El destino está en tus propias manos

Cuando tienes que ir a una fiesta donde se sirve alcohol, trata de llegar tarde y salir temprano para que tengas menos posibilidades de consumir alcohol. Compórtate como una mariposa social cuando llegues, ya que esto ayudará a tu mente a mantenerse alejada del alcohol mientras te estás sociabilizando. Si comienzas a pensar en la bebida, simplemente sácate la idea de la cabeza y haz algo para no caer en las redes de la tentación. No tengas miedo de decir que no a los demás y sobre todo a ti mismo. También puedes hacer frente a determinadas situaciones no llevando dinero en efectivo o tarjetas de crédito a los lugares que te hacen pagar por el alcohol, de manera que no podrás pagar por él, incluso aunque quisieras.

Consejos y advertencias

  • Puesto que el alcohol es bastante común en las reuniones y fiestas adultas a las que puedes asistir, es una buena idea buscarte frases para rechazar una copa de alcohol. Asegúrate de tener preparadas varias frases, algunas corteses para rechazar copas de personas que te las ofrecen por pura educación a frases más agresivas para rechazar copas en ciertos casos.
  • Lleva tu coche o comprométete a conducir tú a la vuelva si vas a ir a una fiesta o a un evento donde sospechas que se servirá alcohol. Tu excusa no puede ser mejor, debes coger el coche para volver a casa.