Cómo evitar el Calentamiento Global

De acuerdo con National Geographic, los científicos estiman que con el tiempo La Tierra se puede calentar de 2,5 grados hasta 10 grados dependiendo de las elecciones que hagamos ahora. Tomando las mejores decisiones ahora, podríamos reducir los efectos del Calentamiento Global y preservar la tierra en los años venideros. Afortunadamente, hay varias soluciones para detener el Calentamiento Global. Cómo evitar el Calentamiento Global

Utiliza cuñas de estabilización para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero

Los investigadores de la Universidad de Princeton desarrollaron un sistema para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial, una importante fuente del Calentamiento Global, llamadas "cuñas de estabilización". Con este plan, las emisiones del efecto invernadero se reducirían en cantidades más pequeñas a través de varias plataformas en lugar de tratar de hacer una gran reducción en un área. Los ejemplos de las "cuñas de estabilización" incluyen aumentos en las fuentes de energía renovables, el aumento de las plantas y la vida de los bosques para absorber más CO2, y economizar el combustible para los vehículos.

Aumento del uso de transporte público

La mayoría de las emisiones de CO2 provienen de la quema de combustibles fósiles. Esto es particularmente cierto en los Estados Unidos donde los coches son la principal fuente de transporte para la mayoría de la nación. Con la construcción de mejores sistemas de transporte público, o simplemente aumentando nuestro propio uso personal del transporte público, se puede reducir en gran medida las emisiones de gases de efecto invernadero. De acuerdo con un enfriador Climático, todos los coches en los Estados Unidos son responsables de 30.000 libras de CO2 y 7,5 toneladas de emisiones globales de gases de efecto invernadero, cada año.

Reducir, Reutilizar y Reciclar en casa

Una de las mayores soluciones para detener el Calentamiento Global es el cambio de la forma en que pensamos. Al reducir nuestro consumo de energía en el hogar, en la calle y en el trabajo, podemos reducir la cantidad de combustibles fósiles y de recursos naturales consumidos cada año. Al reducir nuestras posesiones, podemos reducir el uso de energía que necesitamos para crear y para enviar mercancías a granel. Al reciclar, podemos reducir el impacto de los vertederos y disminuir nuestro consumo de energía y de residuos. Al tomar medidas sencillas cada día podemos reducir en gran medida nuestra presencia global. Por ejemplo, apagar la calefacción o el aire acondicionado cuando salgamos de casa durante el día. Podemos comprar productos locales, y reducir el combustible utilizado para el envío de la comida. También, sería una buena opción, unirte a un programa de reciclaje local, y reciclar todos los productos de vidrio, plástico, aluminio y papel.

Cómo prevenir el Calentamiento Global

10 consejos para detener el Calentamiento Global

A continuación te mostramos 10 consejos que puedes seguir si quieres ser una persona activa en el freno del Calentamiento Global.

  • Cambia las bombillas. Remplaza las bombillas incandescentes por bombillas Leds. (ver: Ventajas de los LEDS sobre las bombillas convencionales). Realmente vale la pena aunque sea una importante inversión inicial.
  • Compra un termostato programable. Los termostatos programables reducen automáticamente la calefacción o el aire acondicionado durante la noche. Puedes ahorrar mucho dinero en tus facturas. (ver: Tipos de sistemas de aire acondicionado y Cuáles son los diferentes sistemas de calefacción).
  • Separa las estudas de la nevera y el congelador. Si la nevera y el congelador se encuentran cerca de una fuente de calor, evidentemente gastarás más energía para llegar a la temperatura programada. Aleja estos dos aparatos para ahorrar energía.
  • Dúchate en lugar de bañarte. Con una ducha consumes casi 4 veces menos energía de la que utilizarías en un baño. Puedes también cambiar el teléfono de ducha por uno que permita el ahorro de energía.
  • Reduce el consumo de secadora. Intenta secar el máximo de ropa al aire libre, con ello puedes evitar mucho dióxido de carbono.
  • Aparca el coche. En lugar de ir a todos los sitios en coche, considera la idea de caminar, ir en bicicleta, compartir el coche o coger el transporte público cuando sea posible.
  • Aisla el calentador de agua. Envuelve tu calentador de agua en una manta aislante preparada para este uso.
  • Descongela tu nevera y congelador. Si puedes, cambia tus aparatos por electrodomésticos nuevos de alta eficiencia energética.
  • Tapa las ollas durante la cocción. Si puedes utilizar una olla a presión para cocinar, mejor. Si no, al menos tapa tus ollas mientras cocinas para ahorrar energía disminuyendo el tiempo de cocción.
  • Hazte una Auditoría Energética. Normalmente, estas auditorias se hacen de forma gratuita por muchas empresas de servicios públicos. Con ellas puedes disminuir tu factura en un 30%.