Cómo evitar retención de líquidos

La retención de líquidos puede añadirte varios kilos de peso. A diferencia de la grasa, este peso es temporal, ya que tu cuerpo puede expulsar el exceso de agua a través de la orina. La elección de los alimentos adecuados puede promover la micción para ayudar a perder el peso extra. La comida no es una cura para las dolencias médicas que provocan la retención de líquidos, por lo que deberás ir al médico si la enfermedad es grave o no desaparece.

Cómo evitar retención de líquidos

La retención de líquidos (edema) se produce cuando el líquido no se elimina de los tejidos del cuerpo, incluyendo la piel. Las causas incluyen la reacción del cuerpo al calor, un alto consumo de sal, y las hormonas asociadas con el ciclo menstrual. Los síntomas incluyen hinchazón de partes del cuerpo como los pies, las manos y los tobillos, sensación de rigidez o dolor y las fluctuaciones de peso. Beber mucha agua ayudará realmente a los riñones a eliminar el exceso de líquido. La retención de líquidos puede ser un signo de enfermedad.

Se producen fugas de líquido con regularidad en los tejidos del cuerpo a partir de la sangre. El sistema linfático es una red de tubos en todo el cuerpo que drena este fluido (llamado linfa) de los tejidos y se vacía de nuevo en el torrente sanguíneo. La retención de líquidos (edema) se produce cuando el fluido no se elimina de los tejidos.

Las dos grandes categorías de retención de líquidos incluyen edema generalizado, cuando la inflamación se presenta en todo el cuerpo, y el edema localizado cuando existen determinadas partes del cuerpo afectadas.

La amplia gama de causas incluye la reacción del cuerpo al calor, un alto consumo de sal, y las hormonas asociadas con el ciclo menstrual. Sin embargo, se recomienda que consultes a tu médico y no te automediques, porque el edema puede ser un síntoma de enfermedades graves como la enfermedad de hígado, de corazón o de riñón.

Síntomas de la retención de líquidos

Los síntomas pueden incluir:

  • Hinchazón de las partes del cuerpo afectadas.
  • Los pies, tobillos y manos son los más comúnmente afectados.
  • Las partes del cuerpo afectadas pueden doler.
  • Las articulaciones pueden sentirse rígidas.
  • Aumento rápido de peso en pocos días o semanas.
  • Fluctuaciones de peso sin explicación.
  • Cuando se aprieta, la piel puede quedar marcada durante unos segundos.
  • En otros casos, la piel puede no quedar marcada cuando se aprieta (edema sin fóvea).

Causas de la retención de líquidos

Algunas de las muchas causas comunes de la retención de líquidos son:

  • Gravedad. Estar de pie durante largos períodos de tiempo.
  • Clima caluroso.
  • Quemaduras, incluyendo quemaduras solares.
  • Ciclo menstrual.
  • Embarazo.
  • Píldoras anticonceptivas orales que contienen estrógeno.
  • Deficiencia dietética.
  • Medicamentos (incluyendo medicamentos antihipertensivos, corticosteroides y los fármacos antiinflamatorios no esteroideos).
  • Insuficiencia venosa crónica.

Las condiciones médicas que pueden causar retención de líquidos son:

  • Enfermedad renal.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Enfermedades crónicas pulmonares.
  • Enfermedad hepática.
  • Linfedema maligno.
  • Enfermedad de tiroides.
  • Artritis.
  • Reacción alérgica.

Tratamiento para la retención de líquidos

Dependiendo de la causa, el tratamiento puede incluir:

  • Una dieta baja en sal.
  • Diuréticos.
  • El tratamiento para la condición médica subyacente: por ejemplo, el reemplazo de hormonas (tiroxina) en el caso de hipotiroidismo.
  • Cambios en la dieta en respuesta a la condición médica subyacente: por ejemplo, evitar el alcohol si la enfermedad hepática es la causa.
  • Los cambios en la medicación o la dosis, si los medicamentos son la causa.
  • Ajustes en la dieta, si la desnutrición es la causa.
  • Supervisión médica continua.
  • Medias de compresión.
Cómo evitar retener líquidos

Cuidados personales para la retención de líquidos

La retención de líquidos leve puede tratada de las siguientes maneras:

  • Reducir la cantidad de sal en tu dieta.
  • Consumir vitamina B6 (piridoxina).
  • Más vitamina B5 (ácido pantoténico), calcio y vitamina D.
  • Los suplementos pueden ayudar en el caso de la retención de líquidos causada por el ciclo menstrual: por ejemplo, el calcio, el magnesio, el manganeso, el aceite de onagra y árbol casto.
  • Diuréticos a base de hierbas incluyen la hoja de diente de león, la seda de maíz y cola de caballo.
  • Asegúrate de discutir el uso de suplementos con tu médico o profesional de la salud.
  • Bebe mucha agua.
  • Reduce el consumo de bebidas deshidratantes como el té, el café y el alcohol.
  • El jugo de arándano tiene una suave acción diurética.
  • Acuéstate con las piernas por encima de tu cabeza, cuando sea posible.
  • Haz ejercicio con regularidad.
  • Utiliza medias de compresión.

Elección de alimentos

En primer lugar, debes beber mucha agua; la deshidratación estimula a tu cuerpo a guardar provisiones de líquidos, que pueden causar hinchazón. Se recomienda comer alimentos ricos en calcio y vitamina D, como la leche baja en grasa o yogur, para ayudar a facilitar la excreción de orina. Además, la Universidad de Maryland Medical Center recomienda alimentos ricos en vitaminas del complejo B y hierro, tales como, verduras de hojas verdes y cereales integrales. Elige alimentos bajos en sodio, ya que este mineral puede contribuir a la retención de líquidos.