Cómo evitar tener hambre

El tener hambre todo el tiempo es muy común, y hay muchos remedios sugeridos para contrarrestarlo. Algunos de los remedios que habrás oído, son completamente ridículos. No caigas en las locas ideas y estafas sobre la química que hay detrás de la sensación de hambre.

Cómo evitar tener hambre

Aquí hay una explicación muy simplificada de la misma. Cuando el azúcar en la sangre baja demasiado, comienzas a sentir hambre. Cuando comes, el páncreas comienza a producir insulina, que regula los niveles de azúcar en la sangre haciendo que las células del cuerpo absorban y utilicen la glucosa. Cuando comes alimentos procesados​​, que se desglosan en el cuerpo muy rápidamente, confunden al páncreas, por lo que éste, sobreproduce insulina y utiliza todo el azúcar de la sangre muy rápido. Por lo tanto, el nivel de azúcar en la sangre baja demasiado nuevamente, y tienes hambre otra vez. Por otra parte, mientras que tienes un exceso de insulina en la sangre, las células de grasa ​​no liberan la grasa para que sea utilizada como combustible, así que no quemas la grasa y además, mantienes la sensación de hambre. Esperamos que esto explique por qué puedes tener hambre una hora después de una borrachera en Burger King o después de hartarte de una caja de donuts.

Para dejar de sentir hambre todo el tiempo, considera la posibilidad de cambiar tus hábitos alimenticios, como te describimos a continuación.

Deja de comer alimentos procesados​​

Cambia a cereales, pan y pasta integral. Los cereales integrales son los carbohidratos buenos, porque tu cuerpo los descompone lentamente, creando un flujo lento y constante de azúcares. El páncreas libera la insulina lentamente y no sientes hambre. Por otra parte, cuando tienes niveles normales de insulina en la sangre, las células de grasa pueden liberar la grasa para ser utilizada como combustible, y puedes bajar de peso.

Renuncia a las bebidas azucaradas

Eso incluye refrescos, zumos de frutas, así como el té o café endulzado. Sabiendo lo que sabes ahora, no deseas tener un exceso de azúcar en la sangre, ¿verdad?. Bebe agua o té sin azúcar en su lugar. Puede ser difícil al principio, pero te acostumbrarás enseguida. En lugar de zumos de frutas, puedes comer la fruta entera. Tu cuerpo tiene que trabajar más duro para descomponer la fruta entera en comparación con el zumo de fruta, por lo tanto no causa los temidos picos de los niveles de insulina que te hacen sentir hambre.

Evita los productos con poca grasa que tienen alto contenido de azúcar

Esos productos no sólo no te ayudarán a perder peso, sino que mantendrán la sensación de hambre. Abandona el sorbete congelado bajo en grasa (pero dulce), barritas de cereales, etc. El único grupo de alimentos que debes comer en la versión baja en grasa son los productos lácteos.

Cómo evitar el hambre

Evita los dulces

Si bien puede resultar obvio, teníamos que decirlo. Puedes tomar un trozo de chocolate negro o una rebanada de tu pastel favorito de vez en cuando, lo que simplemente no puedes comer son donuts para desayunar cada día.

Come pequeñas comidas saludables con frecuencia

Puedes comer de 5-6 comidas al día de 250-300 calorías cada una. De esta forma mantendrás la sensación de saciedad y estarás lleno de energía. Esto también te ayudará a perder peso.

Distráete, no pienses en comida

Esto podría ser especialmente difícil si acabas de comenzar una dieta (esperemos que saludable), ya que te pasas el día tratando de planificar todas las comidas. Crear algunas actividades extras, mantendrán tu mente ocupada. Busca un nuevo pasatiempo o algo así.

En resumen

En resumen, debes aprender a evitar los alimentos con alto contenido de azúcar y ponerte a trabajar para tener menos tiempo para pensar en la comida. Tienes que comer sano para no sentir hambre todo el tiempo. Infórmate acerca de los carbohidratos buenos y malos, así como de las grasas buenas y malas, y serás capaz de tomar buenas decisiones.