Cómo evitar un derrame cerebral

Los accidentes cerebrovasculares, en los que hay una interrupción del flujo sanguíneo al cerebro, son la causa más común de discapacidad neurológica, generalmente como resultado de la aterosclerosis (estrechamiento de las arterias) o hipertensión. Para evitar un derrame cerebral, puedes hacer los siguientes cambios de estilo de vida.

Cómo evitar un derrame cerebral

Cosas que necesitarás

  • Productos para aliviar la tensión.
  • Aspirinas.
  • Monitores para controlar el pulso y el corazón.
  • Báscula.
  • Cintas de relajación.
  • Membresías de salud.
  • Vídeo de yoga.

Peso y estilo de vida saludables

Mantener un peso corporal y estilo de vida saludables es muy importante en la prevención de los accidentes cerebrovasculares. El ejercicio aeróbico realizado cuatro veces por semana durante 30 a 40 minutos puede ser muy beneficioso. Recuerda comer muchas frutas, verduras y alimentos ricos en fibra. Evita los alimentos grasos, especialmente los que contienen grasas saturadas. Este tipo de grasas se encuentran en la carne, la mantequilla y la manteca de vacuno.

Controla la presión arterial

Controla tu presión arterial. La presión arterial alta hace que el corazón y los vasos sanguíneos trabajen más duramente. (Ver "Remedios caseros para bajar la presión" y "Alimentos para bajar la tensión"). Debes tratar la presión arterial alta como te lo recomienda tu médico.

Comprueba tu nivel de colesterol

Comprueba tu nivel de colesterol. La mayoría de los centros comerciales y muchos centros ofrecen pruebas de colesterol por un pequeño precio. (Ver "Alimentos para bajar el colesterol").

Comprueba tus niveles de azúcar en la sangre

Pon a prueba tu nivel de azúcar. Un nivel crónico elevado de azúcar es perjudicial para las arterias. Hazte pruebas gratuitas de azúcar en la sangre que a menudo se ofrecen en las farmacias. (Ver "Remedios caseros para bajar el azúcar").

Comprueba tu nivel de hematocrito en la sangre

Dile a tu médico que quieres que te compruebe el nivel de hematocrito en la sangre. Un hematocrito elevado hace que una persona sea más propensa a los accidentes cerebrovasculares.

Deja de fumar

Deja de fumar si lo haces. La nicotina hace que los vasos sanguíneos se estrechen y contraigan, lo que impide una buena circulación.

Reduce o elimina el consumo de alcohol y drogas

Haz todo lo posible por reducir o eliminar el consumo de drogas y alcohol. El abuso de cualquier sustancia puede causar derrames cerebrales en adolescentes y adultos jóvenes.

Evita el estreñimiento

El esfuerzo para defecar es un golpe duro en el corazón y los vasos sanguíneos. Así que toma alimentos ricos en fibra y bebe mucha agua para que te sea más fácil ir al baño.

Reduce tu estrés y relájate

El estrés crónico hace que los vasos sanguíneos se estrechen, lo que hace subir la presión arterial, de forma que el corazón trabaja más. Para relajarte puedes apuntarte a clases de yoga, leer un buen libro, ver a un ser querido, meditar o hacer cualquier otra cosa que te relaje y aumente tu sensación de bienestar.

Cómo prevenir un derrame cerebral

Toma aspirinas

Puedes tomar una aspirina cada dos días salvo disposición contraria de tu médico. La aspirina ayuda a que tu sangre fluya más fácilmente.

Consejos y advertencias

  • Una aspirina entérica o recubierta ayudará a evitar los efectos secundarios gastrointestinales.
  • Evita tomar anticonceptivos orales si estás en riesgo de aterosclerosis, debido a los antecedentes familiares, la presión arterial alta o colesterol alto.
  • Pregúntale a tu médico si debes hacer cualquier ejercicio y cambios en la dieta, y discute los cambios sugeridos antes de implementarlos.
  • Si estás tomando Coumadin u otros medicamentos para el corazón no tomes aspirina sin consultar a tu médico.
  • Si tienes alteraciones en la visión, tienes dificultad para hablar o algún tipo de parálisis, aunque sea menor o temporal en cualquiera de tus extremidades, debes ir a urgencias de inmediato.
  • Si los síntomas persisten o si tienes condiciones médicas específicas o dudas, ponte en contacto con un médico. Esta información no pretende ser un sustituto de consejo médico profesional o tratamiento.